Choque cultural: Aprende a Superarlo

mayo 30, 2019
Mujer en el aeropuerto viviendo el choque cultural

Si te vas a vivir fuera, este artículo es para ti. Aquí te queremos contar qué es el choque cultural, cómo evitarlo y qué puedes hacer para superarlo.


Cuando estamos de vacaciones, enfrentamos las diferencias culturales de una manera más relajada.

Muchas cosas nos producen extrañeza cuando viajamos a otro país; la comida, el lenguaje, los modismos, o cosas tan simples como la forma en que nos saludamos, de beso o sólo con la mano. Si vamos de vacaciones, ese tipo de diferencias no nos preocupan. No debemos acostumbrarnos a ellas. Podemos irnos de vacaciones y en tal caso no es algo importante. En esos momentos, uno está concentrado en disfrutar distintos lugares, en conocer, puede que incluso miremos ese tipo de cosas como algo gracioso. Sin embargo, cuando te vas a vivir fuera, puede que el acostumbrarte a esa comida tan aliñada, esa forma desordenada de manejar, ese hablar tan acelerado o por el contrario, demasiado pausado, te moleste. A esto se le conoce como “choque cultural”.

 

¿Qué es el choque cultural?

Como el mismo término lo indica, esto ocurre cuando te encuentras en un ambiente cultural que te choca. Es esa sensación de no sentirte a gusto. De sentirte incomod@ en ese ambiente que no es el tuyo. Es cuando comparas ese país y sus costumbres con el país que te albergó durante tantos años y al que estás más que acostumbrado. Es extrañar esa rutina, la que tenías antes, la facilidad con la que hacías todas las cosas en tu país, al que conoces al revés y al derecho.

Ahora, la parte buena es que el ser humano se acostumbra a todo y que esta fase dura poco y puede durar incluso menos si sigues unos pequeños consejitos.

 

Para evitar el Choque Cultural…

Conversamos con distintas personas que han vivido en otras partes para conocer qué es lo que a ell@s les costó más al mudarse a otro país, y qué pueden aconsejar para que la transición sea lo más fácil posible.
Todos nuestros entrevistados coinciden en que el choque cultural del comienzo es sólo una etapa y que ésta termina en la medida que uno piense positivo, sea ejecutivo en cuanto a cómo hacer las cosas y se informe antes de partir. Vamos por parte:

Detective investigando sobre el choque cultural
Investiga todo lo que puedas antes de partir, para que una vez allá, el choque cultural sea menor.

Primero, informarse antes de partir es una buena manera de comenzar a adentrarse en una cultura que es distinta a la de uno. Aprovecha que estamos en la era de la tecnología donde puedes saber de un país que se encuentra al otro lado del globo en tan sólo un instante e investiga todo lo que puedas: cómo movilizarte, dónde alojar, qué barrios y sectores son seguros, cómo es el sistema de salud, etc. así tendrás una noción del país que pronto te recibirá y te sentirás más segur@.

Estudia qué sectores son buenos para vivir. una buena opción es estar en un barrio o sector donde haya más gente de tu nacionalidad, pero además busca según tu realidad, por ejemplo, si viajas con tu familia y tienes niños pequeños, una buena opción es instalarte en un sector donde haya más familias como tú, para que el día de mañana puedas contar con una red de apoyo. Extrañar tu red de apoyo es una de las cosas que suele provocar ansiedad entre quienes se van a vivir fuera, lejos de sus familias, que son quienes hoy los apoyan.

Por lo tanto, es bueno investigar lo más posible antes de iniciar esta experiencia en el extranjero.

 

¿Y si ya estás allá?

  1. Pierde el miedo y pregunta todo. Si no encontraste nada que te sirva en internet, simplemente pregunta, recurre a tu embajada, amigo, vecino o conocido. Siempre hay alguien amable que está dispuesto a ayudar, responder preguntas y orientarte.
  2. No pierdas el tiempo enrollándote con cómo hacer las cosas, si no que averigua, pregunta y ejecuta. Todos los países tienen distintas costumbres no sólo cotidianas, sino que de sistema. Intentar solucionar algo sin ayuda, puede que te tome mucho más tiempo. Por ejemplo, el sistema de salud. En Chile puedes tomar directamente una hora con el especialista que tú quieras, mientras que en otros países primero debes atenderte con un médico general, para que entonces él te derive con un especialista. Detalles como esos requieren que estés informado y es algo en lo que te puede ayudar hasta el vecino, no es necesario ir a la embajada.

    Dedo positivo ante el choque cultural
    Piensa positivo, deja atrás el choque cultural y ve todo lo bueno que esta nueva experiencia te está entregando.
  3. Muy importante, piensa positivo. Tal vez ya estás viviendo afuera y lo único que haces es comparar tu país con el nuevo. El mejor consejo es “piensa positivo” y siempre ve lo bueno de este nuevo país que ahora te acoge. Intenta no cuestionar el modo en cómo se hacen las cosas, se tolerante y ten paciencia, que pronto podrás desenvolverte con la misma soltura que en tu país.
  4. Busca algún pasatiempo o deporte. Eso te ayudará a conocer gente, practicar el idioma, formar amistad y además, reducir el estrés mientras estás en una actividad diferente.
  5. Y, por último, aprovecha esta experiencia al máximo, para conocer una nueva cultura, paisajes, gente, amigos, aprovecha de turistear, aprender nuevos idiomas y hacerte amigos. Una experiencia así te enseñará a organizarte, a adaptarte rápidamente y poder desenvolverte en cualquier escenario.

 

Si estás por irte algún país de Latinoamérica o el Caribe, puedes contactar a LARM. Ellos están presente en todo Latinoamérica y el Caribe y te ayudarán en tu reubicación.

Share: